martes, agosto 06, 2013

Desamor

                                   
                                                                Imagen de Lauri Blank


Hace tiempo que no te miro de frente. Ya no me provoca la manera en que tus ojos se posan en mis caderas, esperando el acompasado vaivén de las mismas.

No hace falta explicar que mis orgasmos son desnatados y la pasión un colibrí  rojo aleteando en un aire ahora irrespirable.

La vida corre como una gacela  y tu aroma se va con ella mientras el mundo gira en un remolino donde se ahogan mis necesidades.

No, no hace falta aclarar que el sueño se está apoderando de  tus caricias, de tus explosiones acometidas en mi cuerpo derretido como gelatina en un pasado ya tan lejano…

Ya no encuentro la cama  revuelta de sábanas blancas  donde mis dedos buscaban sin parar tus impulsos provocándome hasta la extenuación…

Y el verano llega y desaparece  sin detenerse en mis pechos …

No, no hace falta ya que me persigas con tus juegos eróticos, aquellos por los que perdía los sentidos  en un sinfín de tardes calurosas…


Ya no… 

22 comentarios:

  1. Pois mira, neste texto, co tema este da pasión sexual, refléxase ben como todo pasa. Ou máis ben todo cambia. O desexo tamén. É o natural.
    Outra cousa é como un o vive. Quixeramos apreixar certas emocións e sentimentos para sempre, como tamén a xuventude, as vacacións... :) perdoa que bromee, como non sei se é algo que vives en primeira persoa ou un texto de ficción, por iso intento quitarlle ferro ao asunto.

    Feliz vran!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo pasa e todo cambia. E o ciclo da vida.
      Iso, como ti ben dis é o natural.
      Máis ás veces por parte de algún dos dous a paixón remata, quizais a convivencia, a falta de emocións máis fortes, a rutina...
      É o que quixen reflexar neste texto ficticio.
      Grazas zeltia e feliz verán tamén para ti, se estás xa de vacacións, disfrútaas.
      A min tócame esperar ata setembro.
      bicos!!!

      Eliminar
  2. A veces se termina el encanto y todo se transforma en una rutina que nos termina agobiando porque ya no sentimos como antes. Es la vida, son las circunstancias, las vivencias y los hechos, el tiempo que transcurre, la convivencia...
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has explicado de maravilla, Luján. Así es. Por eso,disfrutar del momento presente mientras exista esa pizca de amor, si se mima quizás nos acompañe mucho mas tiempo.
      Gracias.
      un abracito.

      Eliminar
  3. Todo cambia con el tiempo, hay pasiones que duran lo que un lirio y otras que se reavivan y perduran como chispitas en el brasero...
    Un profundo relato querida Mariola.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, todo va cambiando con el tiempo.
      Ay esas chispitas!!!
      Gracias Adriana, un besito.

      Eliminar
  4. Hola Mariola, buenas taardes,
    que hermoso y que bien expresado,
    una incomoda e insoportable sensación provoca el convivir con el desamor, verdad,
    lidiar con ello a diario ufff,
    muchos pasan aferrados a ese "amor" que ya dejó de serlo pero por miedo a dar un paso en falso, se resignan y continuan vaya a saber esperando que...
    -que vuelva el encantamiento por arte de magia? mmm no sé.

    Te deseo una bonita tarde-noche
    un beso y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando algo termina es mejor pasar página, pero nos cuesta mucho desprendernos de lo que ya no nos sirve, aunque a veces nos siga haciendo daño.
      Gracias Ariel.
      Que tengas un buen día.
      beistos.

      Eliminar
  5. Así é, cando algo remata xa non fai falta, mellor cerrar páxina.
    Remover recordos non sirve para a evolución do interior, son solo unha lousa amarrada a un pé que non deixa seguir adiante.
    Gústame este reto a desprenderse do que non fai falta.

    Bicos Mariola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anclarse no pasado non serve de nada, é certo.
      Seguir cara adiante seguro que nos trae novas posibilidades.
      graciñas balbi.
      un biquiñlo.

      Eliminar
  6. Levo un anaco pensando nos "orgasmos desnatados" e...non sei se patentar o nome.

    Bicos de agosto (con toda a nata)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como queiras, pero eu tamén levo a miña parte, non?
      grazas chousa.
      un bico.

      Eliminar
  7. "Eu non sabía que había
    tanta alegría nas bágoas,
    nin neve nas bidueiras
    nin esperanza nas mágoas"
    Manolo Rivas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gústanme estes versos de Manolo Rivas.
      Un acerto.
      grazas Miguel, un besiño.

      Eliminar
  8. tés un don natural para falar do desexo, da paisón, con tal naturalidade que é un regalo para os ollos, lerte... e sabes que cho digo de corazón.

    encántame Mariola, gústame moito como contas este desamor.

    tamén quero resaltar, como fai Chousa, ese orgasmo desnatado... e este verso (leo o texto como un poema):

    "Y el verano llega y desaparece sin detenerse en mis pechos …"

    é perfecto.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  9. Grazas Aldabra, sempre tan xenerosa.
    Intento contalo con naturalidade, porque así son as cousas, vivilas dunha forma o máis natural posible, claro que ás veces non se consegue.
    Xa vexo que estás de volta, alégrome, de verdade. Xa pasarei polo teu blog, cando poida, porque este mes de Agosto está sendo duro para min e non me encontro con moitos folgos...
    biquiños.

    ResponderEliminar
  10. O amor alimentase. Cultívase.

    boa noite, Mariola.

    ResponderEliminar
  11. Certo. Cada dia hay que poñer un gran de area para que se alimente.
    Bicos marcelo.

    ResponderEliminar
  12. Paso a dejarte un abrazo Mariola.
    Gracias por tus visitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por acercarte, Adriana.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. Tu entrada es como la vida misma,hermosamente contado,querida Mariola un abrazo fuerte,J.R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose Ramon.
      La vida, con sus altos y bajos.
      Un beso.

      Eliminar